ACTIVIDADES SOBRE EMOCIONES EN FAMILIA

¿A qué estáis dedicando estos días de confinamiento? Nosotros te proponemos diversas actividades sobre emociones. Normalmente, nuestro día a día nos mantiene inmersos e inmersas en una vorágine de actividades deportivas, académicas, lúdicas… que son muy beneficiosas para los niños y niñas. Pero las actividades sobre emociones no lo son menos, por lo que podemos aprovechar estos días de confinamiento para realizar alguna que otra actividad de este tipo.

Es posible que esta situación de confinamiento nos esté produciendo una carga emocional muy fuerte. No solo a los adultos, también a los niños y niñas que se han visto afectados por un cambio brusco en su rutina. Es normal que ante esto, sientan una serie de emociones que no saben expresar ni identificar. Esto es lo que pretendemos con las actividades sobre emociones que te proponemos.

Antes, es importante hacer hincapié en el poder a nivel educativo que tiene el modelado. Me explico, los adultos son el espejo en el que los niños y niñas se miran, por lo que transmitiremos más enseñanzas con nuestros actos que con nuestras palabras. De ahí que la gestión de las emociones de las que hablábamos en el artículo anterior sea tan necesaria.

Por otro lado, también nos gustaría señalar que sobre las emociones no se aprende únicamente cuando hacemos referencia a ellas o cuando dedicamos tiempo a alguna de las actividades que os proponemos, si no que las emociones están presentes en nuestras vidas de forma continua. Podemos entonces aprovechar cualquier situación o espacio para aprender y/o enseñar un poquito sobre ellas.

actividades sobre emocionesEn todas las actividades sobre emociones que os vamos a proponer, los niños y niñas han de expresar sus sentimientos. Por lo que os pedimos a los adultos que seáis respetuosos/as con sus emociones, aun cuando no entendáis o no estéis de acuerdo. Recordemos que ante una misma situación, diferentes personas podemos sentir de formas diferentes. Es importante que los niños y niñas no se sientan juzgados por lo que sienten. De ser así, las actividades sobre emociones que os proponemos no serán efectivas para conseguir los objetivos propuestos: que sepan identificar, expresar y gestionar las emociones y que se sientan libres para hacerlo.

Y ahora sí, vamos con las actividades sobre emociones:

Emocionómetro

La primera de las actividades que os proponemos consiste en crear un emocionómetro. ¿Qué es un emocionómetro? Pues es un medidor de emociones. Para construirlo nos podemos basar en algunos cuentos sobre emociones como, por ejemplo, “El monstruo de colores”. Lo importante es que seleccionemos aquellas emociones que nos parezcan básicas o aquellas que el niño o niña ya conoce y las representemos. Se puede hacer en forma de rueda, de mural, de tabla… Lo fundamental es reservar un espacio para dibujar cada emoción.

Además, cada miembro de la familia tendrá una pegatina, post-it o pinza, que deberá poner en el espacio reservado para aquella emoción que ha predominado en su día. La familia podrá reunirse al finalizar el día para que cada cual señale qué emoción resume su día y explique el por qué.

Esta actividad nos sirve, en primer lugar, para aprender a identificar nuestras emociones. Y, en segundo lugar, para fomentar en la familia la comunicación sobre nuestros sentimientos. Seguro que salen en la conversación conflictos que han sucedido durante el día. Siendo éste un buen momento para dialogar sobre ellos. Además entre todos/as nos podemos ayudar, ofreciendo ideas acerca de cómo gestionar eso que sentimos.

Collage de emociones

Utilizando revistas o periódicos que no sirvan realizaremos un collage de emociones. Podemos hacerlo de varias formas. A nosotros nos gusta más aquella en la que cada miembro de la familia, por turnos, va diciendo una emoción y tendremos un tiempo determinado para encontrar, recortar y pegar caras que expresen dicha emoción. El tiempo puede adaptarse a la edad de los niños y niñas que participen.

Posteriormente se puede abrir un debate sobre esa emoción, en qué situaciones la sentimos, qué creemos que le ha pasado a los personajes que hemos recortado, recordamos experiencias que hayamos tenido con esa emoción…

Diccionario de emociones

Si lo que queremos es ir construyendo algo que vaya a perdurar en el tiempo, una opción es construir un diccionario de emociones. Esto nos permitirá recurrir a él cuando lo necesitemos, y también podemos ir completándolo conforme vayamos aprendiendo más acerca de este apasionante mundo de las emociones.

Coged la libreta más bonita que tengas en casa y poneos a ello. Elegid una emoción, dibujadla, encontrad caras que expresen esa emoción, pueden ser de revistas viejas o bien, busca alguna en internet e imprímela. Definid qué es para vosotros/as esa emoción o bien buscad su definición en un diccionario. Para esto también podemos recurrir a varios libros existentes sobre emociones como por ejemplo “Las emociones de Nacho” o “El emocionómetro del inspector Drilo”. Se trata de ser creativos y tener el diccionario de emociones más original que se nos ocurra.

El rincón de la calma

El rincón de la calma es un espacio para gestionar las emociones. Se trata de escoger un lugar de la casa en el que nos podamos sentir tranquilos/as, sin interrupciones. Al que podamos recurrir cuando estemos alterados por sentir alguna emoción que no sabemos cómo resolver.

actividades sobre emociones

Debemos elegir ese espacio con el niño o la niña y ofrecernos a decorarlo de forma que sea un lugar que le gusta. Podemos colgar en la pared dibujos que hayamos hecho y que nos gusten mucho, fotos de lugares en los que nos sentimos bien… También podemos incluir algún juguete favorito o algún peluche que podamos achuchar, un libro…

Incluiremos todo aquello que ayude a los niños y niñas a calmarse. Es importante que los peques tengan este sitio identificado y sepan para qué sirve, por eso, es fundamental que lo construyamos juntos. Y, sobre todo, que no se utilice como una forma de castigo, ni como una obligación.

Cuando veamos que el niño o la niña se siente alterado/a, le transmitimos, de forma respetuosa, la posibilidad de acudir al rincón de la calma, “donde están las cosas que le ayudan a sentirse bien de nuevo”. Incluso, en los primeros momentos, pueden ayudar que un adulto le acompañe.

Concurso de cuentos

Esta actividad consiste en inventar cuentos acerca de una emoción propuesta. Hay una versión en la que cada miembro de la familia inventa el suyo propio. Pueden escribirlo o representarlo si les resulta más divertido. Una vez finalizados, cada miembro de la familia expondrá el suyo y el resto le dará una puntuación de 0 a 10. Resultando ganador el cuento con mayor puntuación.

Otra versión, esta más cooperativa, consiste en inventar un cuento entre toda la familia sobre una emoción elegida. Es importante dejar que los niños y niñas participen para saber qué conocen y entienden de esa determinada emoción.

Bailar emociones

¿Cuántas veces habéis bailado al son de la música? Esta actividad consiste en bailar canciones o ritmos que elijamos. Dejarnos llevar por la música y representar aquella emoción que nos surja al escuchar la canción. Al final de la música, podemos hablar acerca de la emoción que ha despertado en cada miembro. Seguro que se abre un debate muy interesante, ya que, seguramente, cada persona sentirá una emoción distinta.

actividades sobre emocionesDiario emocional

Hay varias formas de llevar a cabo un diario emocional. Para estos días os vamos a proponer una de ellas que hace hincapié en los aspectos positivos. De nuevo tenemos que elegir una libreta bonita que tengamos en casa. O también podemos construirla nosotros/as mismos/as. Cada noche, antes de dormir, deberemos invitar a nuestros hijos e hijas a que escriban tres aspectos positivos que hayan vivido en ese día. Hablando posteriormente de las emociones que han sentido con dichos aspectos. Sería muy bueno si nosotros también completamos nuestro propio diario emocional. Como ya hemos hablado al inicio del artículo, los adultos servimos como modelo para los niños y niñas.

Esta actividad les llevará a valorar las cosas buenas que les suceden, a pesar de la prohibición de salir de casa. Fomentando así emociones que viven como positivas.

Estas son las siete actividades que hemos seleccionado para estos días. Hay tiempo para todo, no dejemos las emociones a un lado. Si tienes alguna duda sobre cómo aplicarlas o necesitas alguna aclaración puedes escribirnos a info@emepsicologia.com. También puedes seguirnos en las redes sociales Facebook e Instagram donde publicamos más ideas y sugerencias.

Puedes acceder a la explicación de estas siete actividades en formato vídeo:

 

Esta situación la superamos entre todos y todas.

#quédateencasa

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Rellena este campo
Rellena este campo
Por favor, introduce una dirección de correo electrónico válida.

Menú

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies
×

Powered by WhatsApp Chat

× ¿Cómo puedo ayudarte?