CÓMO DECIRLE A UN NIÑO QUE HA MUERTO UN SER QUERIDO

Bienvenidos un lunes más, una nueva temporada. Comenzamos el 2019 hablando de un tema que tendemos a evitar en general, un tema que nos resulta difícil tratar, la muerte. Más específicamente vamos a hablar acerca de cómo podemos decirle a un niño que ha muerto un ser querido. En el vídeo os explico porqué he decidido hablar de ello en estas fechas. Dentro vídeo!

 

Tendrás la oportunidad de conocer el papel que jugamos los psicólogos y psicólogas en el momento de la revelación, es decir, en el momento de decirle a un niño que ha muerto un ser querido. Este papel consiste en preparar a la persona encargada de hacer la revelación. Además, es recomendable que el psicólogo o psicóloga esté disponible para resolver cualquier duda que el comportamiento del niño o la niña pueda causar. Y también para intervenir con el niño o niña en caso de que sea necesario. A continuación, enumeramos las diferentes pautas que desarrollamos en el vídeo.

Decirle a un niño que ha muerto un ser querido:
  • Elegir el momento y lugar adecuados. Tranquilos, sin prisas ni actividades programadas posteriormente. Con el menor número de personas posible y en un lugar conocido por el niño o niña.
  • La revelación se ha de hacer lo antes posible, para evitar la incertidumbre y todas sus consecuencias negativas.
  • Es mejor que la noticia la de una persona de confianza para el niño o niña. Decirle a un niño que ha muerto un ser querido es una tarea difícil que requiere conocer y tener confianza con el niño o la niña.
  • Utilizar un lenguaje apropiado a su edad y nivel de desarrollo. En el vídeo te explicamos la mejor forma de adaptarse a las diferentes franjas de edad, desde los bebés hasta los adolescentes. Hay que tener en cuenta las particularidades de cada etapa; en este vídeo te explicamos las características de la adolescencia, que nos pueden ayudar a la hora de revelar la muerte.
Tener en cuenta:
  • Evitar mentir ni hacer promesas que no estemos seguros o seguras de poder cumplir.
  • Evitar frases que supongan la represión emocional, como “no llores”, “hay que ser fuertes”…
  • Atender a los posibles sentimientos de culpa. Dejar claro que los pensamientos, emociones y conductas que el niño o niña haya podido tener no han provocado la muerte del ser querido.
  • Es normal que los niños y niñas nos realicen comentarios o preguntas que nos resulten egocéntricos. En este caso, debemos escucharles y tratar de empatizar con ellos. Son comentarios normales si tenemos en cuenta su nivel de desarrollo cerebral.
  • Nuestras palabras deben brindarles seguridad y confianza en el futuro.
  • Transmitirles que la muerte no supone el olvido de la persona; y normalizar la conversación acerca del fallecido.
  • Dar la oportunidad para que los niños y niñas pregunten. Decirle a un niño que ha muerto un ser querido le va a causar muchas dudas e incertidumbre. Como adultos debemos resolverlas todas y también cubrir su necesidad de hablar acerca de la persona fallecida.
  • Permitir que participen, si así lo desean, en los diferentes rituales funerarios. Con respecto a este tema, hay mucha controversia. En el vídeo os explico mi opinión, basada en la literatura y en mi experiencia sobre el duelo infantil. Además de la indicaciones en caso de que se decida que el niño o niña participe en ellos.
Importante:
  • No tratar de distraer al niño o la niña a toda costa. Con ello solo estaremos reprimiendo unos sentimientos y emociones que tarde o temprano van a aflorar.
  • Es normal que reviva una y otra vez ciertos acontecimientos vividos con la persona fallecida. Principalmente si presenció la muerte o su causa. Es una conducta normal y necesaria para que el niño o niña procese lo ocurrido.
  • No debemos olvidar que, también en estos momentos, somos su modelo a seguir. Si nosotros negamos u ocultamos lo que sentimos, ellos y ellas también lo harán.

Espero que estas pautas te sirvan de ayuda. En el vídeo las encontrarás más desarrolladas. Si tienes alguna consulta no dudes en dejarla en comentario o a través del correo electrónico (info@emepsicologia.com). Estaré encantada de ayudarte.

Hasta la próxima semana!!!

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Rellena este campo
Rellena este campo
Por favor, introduce una dirección de correo electrónico válida.

Menú

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies
× ¿Cómo puedo ayudarte?