¿CÓMO SÉ SI MI HIJO TIENE BAJA AUTOESTIMA?

¿Tiene mi hijo una baja autoestima? Es una pregunta que muchos padres se hacen. Porque saben que un nivel de autoestima adecuado y un concepto positivo de sus capacidades determinan en gran medida lo que sus hijos hacen. Muchos de los problemas que vemos en consulta tienen como base un bajo nivel de autoestima. Por eso nos parece tan importante este tema y vamos a dedicarle una serie de vídeos. En ellos veremos cómo identificar un problema de autoestima y pautas específicas para fomentar una autoestima positiva. También trataremos cómo influye la manera de pensar, así como ejercicios específicos que podemos hacer con niños y adolescentes.

Empezamos con el primero de los vídeos:

¿Qué es la autoestima?

Es la percepción que tenemos de nuestro valor como personas, de nuestro físico, nuestras aptitudes, nuestros logros, nuestra forma de ser… Es a partir de los 5-6 años cuando comienza su construcción, cuando empezamos a formar un concepto de nosotros mismos.

Los niños con un nivel adecuado de autoestima saben que son valiosos, confían en sus competencias y tienen buenas relaciones sociales. Sin embargo, los niños que no se valoran lo suficiente, no confían en sí mismos y les cuesta confiar en los demás. Provocando rechazo en ellos, lo que a la vez repercute en la valoración que hacen de sí mismos.

En esa construcción de la autoestima influyen tres factores principales: los factores personales (su imagen corporal, sus habilidades…), las personas significativas para el niño (padres, abuelos, profesores y grupo de amigos) y los factores sociales (valores y creencias actuales).

Signos de baja autoestima en niños y adolescentes:

–       No quiere intentar nuevas cosas por miedo al fracaso.

–       Tiene dificultades para tomar decisiones por el miedo a cometer errores.

–       Tiene dificultades de aprendizaje, porque no confía en sus capacidades.

–       No se hace responsable de sus actos, mintiendo o echándole la culpa a otros.

–       Tiene una actitud extremadamente crítica, tanto consigo mismo como con los demás.

–       Es muy pesimista.

–       Exagera lo que hace mal.

–       No confía en sí mismo ni en sus capacidades, lo que hace que se deje llevar por lo que le dicen los demás sin cuestionarlo.

–       Es muy complaciente con los demás por temor a perder su relación con ellos.

–       Está muy irritable, lo que provoca que estalle fácilmente en arranques de ira o agresividad.

–       Es excesivamente tímido, teniendo serias dificultades para relacionarse con los demás.

–       Es muy sensible a la crítica de los demás.

–       Tiende a compararse con sus iguales.

No es necesario que se den todos estos indicadores para determinar que un niño tenga baja autoestima. Si observáis varias de estas señales en un niño es recomendable que estéis alerta porque pudiera estar teniendo algún problema con la valoración que hace de sí mismo. Puede deberse a un problema puntual por alguna circunstancia que esté viviendo el menor. Sin embargo, si persisten en el tiempo es recomendable que le prestéis atención y solicitéis ayuda.

En próximos artículos sobre la autoestima veremos pautas específicas que como adultos podemos llevar a cabo para mejorar la autoestima de los niños y adolescentes, así como actividades para fomentarla.

Hasta la próxima semana!

3 Comentarios. Dejar nuevo

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Rellena este campo
Rellena este campo
Por favor, introduce una dirección de correo electrónico válida.

Menú

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies
× ¿Cómo puedo ayudarte?