ESTRATEGIAS PARA COMUNICARSE CON ADOLESCENTES. PARTE 1

Bienvenidos una semana más. En este artículo retomamos el tema de los y las adolescentes. Vamos a ver estrategias para comunicarse con adolescentes de forma más fluida. Normalmente los padres piensan que su hijo o hija adolescente se comunica mejor con cualquier otra persona que con ellos o ellas mismos/as. Os recordamos el artículo en el que hablábamos de las barreras que existen en la comunicación con adolescentes.

La clave está en mostrar interés por sus cosas pero sin interferir demasiado, respetando su privacidad. Comunicarse con adolescentes resulta más sencillo si durante la infancia se han establecido unos hábitos de comunicación. Sin embargo, nunca es tarde, todavía podemos mejorar nuestra comunicación con ellos y ellas.

Son muchas las estrategias que os planteamos, por lo que hemos decidido dividir el vídeo en dos partes. En la primera parte vamos a ver 8 estrategias para comunicarse con adolescentes:

No existe una receta mágica

Cada adolescente es distinto/a, por ello, lo que funciona con un@s puede no hacerlo con otr@s. Es por ello que os planteamos tantas estrategias, para que tengáis dónde elegir, y elijáis las que mejor se adapte a cada adolescente. Es importante tener presente que no todas nos van a funcionar en todos los momentos, pero todas van a ayudar a mejorar la temida tarea de comunicarse con adolescentes.

Averiguar cuáles son sus intereses

Para ello debemos ponernos en su lugar y en su época. Estos son algunos de los temas que suelen interesar a los y las adolescentes:

  1. Los estudios. Aunque pensemos lo contrario, es un tema por el que se preocupan. Una buena forma de interesarnos por sus estudios consiste en formularles preguntas concretas acerca del temario que estén dando en ese momento. Evitando preguntas generales tales como: “¿Qué tal te va en clase?”.
  2. Las aficiones: música, deportes, etc.comunicarse con adolescentes
  3. Emociones. Los y las adolescentes suelen sentirse preocupados por diversos temas que le repercuten como, por ejemplo, el posible divorcio de sus padres, su aspecto físico, las guerras en el mundo…
  4. La familia. El/la adolescentes se sentirá más vinculado a sus padres si éstos le permiten participar en las decisiones que atañen a todos y en las normas que se establecen.
  5. Temas delicados. Si evitamos hablar de temas delicados, como puede ser la sexualidad, lo único que conseguiremos es que busque la información fuera de casa. Con el riesgo que ello conlleva, pudiendo recibir información errónea. Debemos crear un clima de confianza en el que el o la adolescente sienta que puede preguntar acerca de cualquier aspecto que el preocupe. Si nosotros hablamos normalmente de temas delicados, aún sin preguntarle directamente al adolescente, sentaremos las bases para que cuando él quiera retomar el tema, lo haga con menor dificultad.
  6. Los padres. Algo que nos acerca a los y las adolescentes, es hablar de nuestra juventud. De momento de nuestra vida que nos acerquen más a su realidad, como por ejemplo: cuál fue nuestro primer novio o a qué edad nos dimos nuestro primer beso.
  7. Cultura y acontecimientos: conciertos, películas…
  8. El futuro. Aunque nos parezca lo contrario, los y las adolescentes se muestran preocupados por su futuro. Qué hará al terminar el instituto, se casará, irá a estudiar fuera…
Escuchar

Es importante que les escuchemos sin interrumpirles y mostremos nuestro interés y respeto por lo que nos cuentan.

comunicarse con adolescentes

Evitar distractores

Debemos elegir un lugar tranquilo y sobre todo, eliminar todos los distractores que puedan interrumpir la conversación: móvil, televisión…

No sermonear

Sermonear en exceso tiene el efecto contrario al deseado, provocando que el/la adolescente termine la conversación de forma rápida. En este sentido, es importante que no nos fijemos únicamente en lo que hace mal o en lo que nos gusta de su comportamiento. Si no también que prestemos atención a los aspectos positivos, reforzándole su comportamiento.

Buscar ocasiones

Debemos buscar las ocasiones oportunas para iniciar una conversación. Y ello se consigue estando siempre disponibles. Además, podemos plantear actividades compartidas para que sea más probable que surja la comunicación.

Hablar de nuestras diferencias

Debemos respetar el derecho del/la adolescente a pensar diferente a nosotros. En lugar de juzgar sus opiniones debemos hablar de la diferencia entre sus creencias y las nuestras.

comunicarse con adolescentes

No exagerar

Si ante una determinada verbalización del/la adolescente, algo que no nos guste o con lo que no estemos de acuerdo, reaccionamos de forma exagerada, lo único que conseguiremos es terminar con la conversación y provocar que el/la adolescente no nos hable de determinados temas. Precisamente por la reacción que hablar de ellos provoca en nosotros. Además esa reacción exagerada por nuestra parte, puede acabar en gritos, golpes y portazos.

En el próximo artículo os hablamos de más estrategias para comunicarse con adolescentes. Espero que estas os sirvan. Si tenéis cualquier duda o consulta, podéis dejarlas en comentarios. Estaremos encantados de responderlas.

No te olvides de que puedes encontrarnos en las principales redes sociales (Facebook, Twitter e Instagram). Nos vemos la próxima semana!!

1 Comentario. Dejar nuevo

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Rellena este campo
Rellena este campo
Por favor, introduce una dirección de correo electrónico válida.

Menú

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies
× ¿Cómo puedo ayudarte?