QUÉ HACER ANTE LA LLEGADA DE UN HERMANITO

En el pasado artículo veíamos cómo identificar o detectar las conductas de celos en los niños y niñas. Decíamos que éstos se daban principalmente, aunque no es el único caso, ante la llegada de un hermanito. Todos los niños muestran, con mayor o menor intensidad, algún tipo de reacción ante esta situación. Y como os decíamos en dicho artículo, la llegada de un hermanito es un momento idóneo para enseñarle al niño o la niña a gestionar esta desagradable emoción llamada celos.

Esto precisamente es lo que vamos a tratar hoy, vamos a ver qué podemos hacer cuando aparecen esos celos infantiles. Para ello, vamos a dividir las pautas en tres momento diferentes: antes del nacimiento del bebé, una vez que éste llegue al mundo y, posteriormente, cuando ya se establezca una nueva rutina en casa. Dentro vídeo!!

 

Antes de que nazca el bebé

Antes de que nazca el bebé podemos hacer una serie de actuaciones que, aunque no evitan la aparición de los celos, sí que favorecerán que la llegada de un hermanito o hermanita no sea tan impactante en el niño o niña.

  • Darle explicaciones sobre el embarazo, el parto y la llegada del bebé adaptadas a su edad. Es importante que se hable con el niño o niña de todo este proceso.
  • Utilizar la primera persona del plural: “nosotros, nuestro”. Incluyendo al nuevo hermano o hermana como uno más de la familia.
  • Ver sus ecografías o sentir las pataditas en la barriga y aprovechar esta ocasión para hablar sobre el futuro hermano o hermana y las cosas que podrán hacer juntos. Siempre de una forma realista, debemos dejarle claro que cuando nazca va a ser muy pequeñito o pequeñita y que aún no podrá hacer muchas cosas.
  • Leer cuentos sobre la llegada de un hermanito o hermanita. Así favoreceremos que el niño o niña pueda expresar sus dudas o preocupaciones.
  • Hacer los cambios que tengamos previstos con la suficiente antelación para que no los asocie directamente con la llegada del bebé.

celos infantiles

Ante la llegada del bebé

Una vez que llegue el nuevo hermanito o hermanita:

  • Dejar que le visite en el hospital todo lo que sea posible. Que vea a su madre, así evitará la preocupación que pueda tener acerca de su estado de salud.
  • Sería recomendable que la primera vez que lo vea, los padres no tengan al pequeño en brazos, sino que centren su atención y su cariño en el mayor. Además de permitir que le acaricie o que lo coja si es posible.
  • Algo que puede favorecer que le de una buena bienvenida es que el bebé venga con un regalo bajo el brazo para él o ella. Eso favorecerá una actitud positiva desde el principio.
Una vez que el bebé esté en casa

De forma general, una vez que el bebé esté en casa:

  • Debemos adoptar una actitud positiva. Tener presente que los celos son  una reacción normal, que sirve para adaptarse a la nueva situación, que no se trata de un capricho del niño. Esta actitud nos va a ayudar a afrontar la situación de un modo positivo, aprovechando la oportunidad para incidir educativamente en él.
  • Mantener la calma ante las situaciones tensas. Trasmitirle tranquilidad y seguridad, eso favorecerá la resolución del problema. Si nos ponemos nerviosos estaremos contribuyendo a que todo empeore.
  • Buscar momentos tranquilos que podamos dedicar en exclusiva al hermano o hermana mayor. Recordemos que es cuestión de calidad más que de cantidad.
  • Mucha paciencia. Teniendo presente que lo celos no van a desaparecer de un día para otro por mucho que nosotros hagamos.
  • Darnos tiempo, tanto a nosotros como al niño o la niña. Todos necesitamos un período de adaptación.
  • Que ambos padres o madres actúen como un equipo, siendo uno el apoyo del otro. Que os sustituyáis si es necesario, por ejemplo, cuando uno de los dos estáis muy cansados, es el momento de que el otro entre en acción.

celos infantiles

Los padres debéis fomentar el buen trato entre los hermanos. Para ello, algo que podéis hacer es pedir al hermano o hermana mayor que os ayude en el cuidado del bebé, dándole una posición privilegiada y más cercana a vosotros. A la vez que fomentáis que se sienta parte del grupo. También el hecho de hacer actividades en familia crea visión de grupo y equipo.

Los celos infantiles son una reacción natural

Recordad que no se trata de inhibir la emoción de los celos sino ayudarles a gestionarla de una forma adecuada. Tened presente también que la aparición de celos ante el nacimiento de un hermano o hermana es algo normal. Y que tenemos que dar tiempo y tener paciencia hasta que consiga a prender a gestionar la emoción adecuadamente.

Si percibís que las conductas son demasiado intensas o tenéis dudas acerca de cómo tratar esta situación no dudéis en consultar con un profesional de la Psicología infantil y juvenil. Sin duda, os podrá ayudar a gestionar esta situación de forma adecuada, evitando que puedan surgir problemas añadidos.

Esto es todo por hoy, espero que os haya gustado, compartid el vídeo con todas aquellas personas para las que creáis pueda ser de utilidad. Si tienes cualquier duda o comentario puedes contactar conmigo a través de correo electrónico (info@emepsicologia.com), y las redes sociales: Facebook, Twitter, Instagram y Youtube.

Hasta la próxima!

 

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Rellena este campo
Rellena este campo
Por favor, introduce una dirección de correo electrónico válida.

Menú

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies
× ¿Cómo puedo ayudarte?